viernes, 8 de octubre de 2010

Mario Vargas Llosa


Por fin, un premio nobel de literatura que nos suena a música en los oídos. Felicitamos a don Mario y , sobre todo, nos felicitamos a cuantos hemos disfrutado y vamos a seguir disfrutando de su palabra, de su imaginación, de su inteligencia, de su agudeza en la crítica, de su sonrisa y delicadeza en el trato. Por fin o por principio, por lo que sea; pero que sea, sobre todo, por su literatura.
Sacamos de los estantes nuestros "Vargas Llosa" con alegría y os invitamos a que comprobéis de qué estamos hablando. Sin traducciones ni traiciones, tal como fue forjado y pulido, con su brillo intacto.